¿Cómo fortalecer la inteligencia emocional en las empresas?

La inteligencia emocional, o IE, de una empresa es una habilidad que puede transferirse y actualmente es muy solicitada en el ámbito laboral, ya que hay algunos aspectos de la inteligencia emocional que pueden trabajarse en la empresa, y de hecho éstos son los entornos en los que debe hacerse, para que todos los integrantes de la organización se beneficien de las ventajas que reporta.

Para eso, hay unas maneras específicas de ir desarrollando todas las habilidades que proporciona la inteligencia emocional en las empresas; son distintas estrategias que harán que los trabajadores estén más a gusto y sean más felices en su lugar de trabajo, alcanzando un éxito mayor en las tareas que realicen, y elevando la productividad naturalmente, sin que ello signifique forzarles en contra de su voluntad.

  1. Técnicas para ayudar a potenciar la inteligencia emocional
  2. El autoconocimiento y el autocontrol

En primer lugar, la inteligencia emocional empieza teniendo una conciencia social y personal, así como la capacidad para reconocer las distintas emociones que tenemos y el impacto de las mismas en nosotros y en el resto de las personas. Es debido a este tipo de conciencia que las personas que se consideran emocionalmente inteligentes no permiten que sus sentimientos queden al mando de su comportamiento social. Este tipo de conciencia va de la mano del autocontrol y el autoconocimiento.

Así es como se puede animar a los empleados a que se cuestionen cosas como cuáles son sus puntos más fuertes y sus debilidades en términos emocionales, cómo les influye el estado de ánimo en los pensamientos y al momento de tomar decisiones, qué les pasa internamente que pueda influir en lo que dicen o hacen.

Este tipo de preguntas que invitan a la autorreflexión pueden llevar a desarrollar competencias interpersonales nuevas, y con el paso del tiempo podrán desarrollar una mejor y mayor conciencia de qué es lo que muestran ante el resto y podrán frenar también las influencias negativas para potenciar las positivas. 

  1. La empatía

La empatía es una característica muy importante en cualquier persona y en cualquier ámbito de la vida, por eso también se considera importante como miembro de un equipo de trabajo. Es una característica que radica en prestar atención, pensar en lo que puede sentir el otro y responder a los sentimientos que tiene otro individuo. Para ser empático no es necesario estar de acuerdo o coincidir en lo que piensa o siente alguien, sino que es más bien “entender” lo que esa persona está pasando.

La persona que tiene inteligencia emocional se puede preguntar a sí misma si trata al resto de los individuos como quieren ser tratados o como le gustaría a uno mismo que lo traten, o si se cuestiona a uno mismo las reacciones que tienen frente a otras personas; también se pueden cuestionar si les resulta difícil trabajar con individuos distintos a uno mismo.

Es importante poder adaptarse a los distintos puntos de vista y así poder generar conexiones estrechas con los compañeros de trabajo.

  1. Ser bueno escuchando y comunicando

La escucha es una habilidad sumamente valiosa y que muchas veces es dejada de lado o no tenida en cuenta. A pesar de no estar de acuerdo con lo que piense un compañero de equipo, es muy importante prestar atención a lo que diga, y al menos considerar como posible su punto de vista.

El empleador puede ayudar a los empleados a desarrollar este punto de la inteligencia emocional haciéndoles algunas preguntas como: ¿cómo lo percibe su interlocutor? ¿Puede seguir verdaderamente el diálogo de lo que le están diciendo? ¿Interrumpe a la gente al hablar? ¿Escucha para luego hablar o escucha para entender lo que le quieren decir?

Es importante la reflexión acerca de estas preguntas, sobre todo en equipos de trabajo internacionales.

  1. La automotivación

Es importante saber enfrentarse a las críticas y verlas como una nueva oportunidad de aprendizaje. El empleador debe ayudar a los trabajadores a analizar cómo reaccionan ante una crítica y a enfrentarlas de manera positiva para sacar rédito de ellas.

Esto quiere decir que deben afrontar las emociones que experimentan cuando se les hace una crítica y enfocarse en la manera de enfrentar la misma situación o similar, en un futuro. A veces las críticas son dadas de formas poco amables, incluso brutales, pero de todos modos pueden tener algo de razón.

Las personas que son emocionalmente inteligentes tienen la capacidad de reflexionar al respecto, y preguntarse por qué me molestó esto, cómo reaccioné a tal situación, qué puedo hacer sin necesidad de caer en culpar a otro o buscar excusas acerca de por qué hice lo que hice.

Por todo esto es importante que el empleado se tome el tiempo de analizar cualquier comentario negativo que se les haya hecho, evaluarlo y evaluar su reacción, para poder procesar de la mejor manera posible el feedback que se les haya hecho y tomarlo como herramienta para mejorar.

  1. La gestión de las relaciones sociales

Es el último punto dentro del desarrollo de la inteligencia emocional, ya que los individuos que pudieron desarrollar un coeficiente alto de inteligencia emocional tendrán la capacidad de comunicarse de manera eficaz y de enfrentar distintos conflictos de una manera mucho más fluida, generando así una mayor confianza en sus compañeros de trabajo. 

Al analizar la manera en la que un trabajador se vincula con la gente que trabaja con él, es importante que se cuestione: ¿descuidé las necesidades de algún integrante del equipo? ¿fui muy directo o indirecto cuando me comuniqué con alguna persona de otra cultura? ¿me fijo de elogiar a las personas y reconocerles las contribuciones que han hecho en el trabajo?

Estas técnicas ayudan a fomentar la confianza y a inspirar a otros para que puedan seguir el ejemplo. Aprender sobre inteligencia emocional y desarrollarla es algo de mucha importancia en la carrera de un profesional y suele desarrollarse más con la edad y la experiencia adquirida, por lo que cuanto antes caiga en la cuenta de esta posibilidad, el trabajador deberá darse prisa para comenzar a ejercerla.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Leave a Reply