Estrategias de reclutamiento: ¿cuáles sirven para atraer talento?

estrategias de reclutamiento

Las estrategias de reclutamiento son más que necesarias cuando se trata de atraer y captar al mejor talento del país, región o incluso del mundo (¡una gran posibilidad que nos brinda la globalización y la expansión de la modalidad de trabajo remoto!).

Ahora bien, conocer cuáles son estas estrategias es tan solo el primer paso, luego debes detectar cuál de todas estas es la más propicia según los objetivos que tengas y el plazo para lograr los mismos, además de saber de antemano cuáles son los recursos disponibles para alcanzar la meta.

Lo cierto es que, como se menciona en una publicación de PeopleProcess, el proceso de reclutamiento y selección de personal en una empresa es importante porque se elimina la rotación del personal de forma significativa y se garantiza un proceso de contratación organizado y transparente. Desde luego, una buena estrategia de este tipo permite construir y promocionar la marca del empleador, por ejemplo.

Revisemos en detalle, entonces, cuáles son las principales estrategias de reclutamiento que se llevan adelante en las empresas. Así podrás conocer algunos ejemplos de estrategias de reclutamiento que puedes aplicar en tu propia organización. ¡Comencemos!

1. Considera el alcance de la estrategia de reclutamiento online

Hoy en día, todo o la mayoría de las cosas transcurren o dejan huella a través de Internet. Eso no es novedad. Por lo tanto, imagina el gran impacto que pueden tener las búsquedas de tu empresa si se aprovechan distintos canales digitales para los procesos de reclutamiento y selección de personal. Estamos hablando de una estrategia de reclutamiento online o digital.

Un claro ejemplo son las redes sociales. No solo Facebook, también LinkedIn. Esta última es la red que reúne profesionales de todo el mundo por excelencia y es muy utilizada por los equipos de reclutadores para encontrar potenciales candidatos para las ofertas de búsqueda que tienen activas.

Pero no todo es el mundo de las redes sociales. También hay otros canales que las empresas aprovechan para captar interesados en sus ofertas como los propios portales de búsqueda de empleo o las bolsas de trabajo donde se publican las vacantes disponibles.

2. Trabaja en la marca empleadora

¿Qué hay de esas empresas que tienen una buena estrategia en torno a la marca empleadora y lograr captar el interés de los profesionales de una forma diferente, más cercano al marketing y la promoción de marca? Estas empresas son las que trabajan en una gran propuesta de valor hacia el empleado, aumentando el compromiso del personal y generando contenido en relación a los beneficios, valores y misión de la empresa.

Para esto, las organizaciones se sirven de LinkedIn, una página web institucional e involucran al personal en actividades digitales que potencien el alcance de las publicaciones de la empresa o las que refieren sobre la organización para construir una marca empleadora sólida y con una alta reputación.

Sin lugar a dudas, el hecho de trabajar en la marca empleadora termina favoreciendo e impulsando positivamente la estrategia de reclutamiento. Esto porque se logra atraer al mejor talento con menos esfuerzo que iniciar una búsqueda desde cero en la que la empresa no es tan reconocida por su accionar respecto al bienestar de los colaboradores y su relevancia en el mercado.

3. Empieza por la cultura organizacional

Las estrategias de reclutamiento pueden fallar fácilmente si no se conoce el perfil del candidato ideal. Este perfil no solo debe ser considerado en términos de competencias y habilidades, que suele ser lo prioritario o lo primero a tener en cuenta al momento de emprender una búsqueda para cubrir un puesto vacante. Sino que, además, se deben considerar los valores (¿qué tanto se identifican los valores del candidato con los de la empresa?).

Este punto es más que importante porque hace referencia a la rotación del personal, el clima laboral y el éxito y los resultados logrados con los proyectos. Desde ya, el talento que se recluta debe estar alineado a los valores de la organización, de lo contrario esto puede afectar negativamente la empresa (en términos de costos, tiempo y clima laboral).

Pero, ¿cuál es la relación entre los valores y la cultura organizacional? Si se desarrolla la cultura organizacional, para lo cual se requiere de un profundo conocimiento de los valores de la empresa, las posibilidades de fallar respecto a la selección de personal disminuyen significativamente.

4. Implementa la gamificación en el proceso de selección

¿Quién dijo que el juego y la diversión deben quedar fuera de una estrategia de reclutamiento? ¡Todo lo contrario! Una buena estrategia de selección tiene en cuenta la gamificación como componente que potencia estos procesos. 

Así, las empresas que están en búsqueda de nuevos talentos pueden detectar habilidades y actitudes en la manera de proceder para la resolución frente a ciertas situaciones.

5. Delega algunas búsquedas

Muchas empresas suelen delegar determinadas búsquedas laborales. De esta forma, hay quienes priorizan trabajar internamente solo con búsquedas de alto rango, mientras que otros prefieren justamente todo lo contrario y las delegan a empresas que se especializan en la selección de personal.

La tercerización de servicios siempre puede ser una opción viable. Es una estrategia de reclutamiento que puedes abordar según lo que la organización necesite. Especialmente ayuda a reducir esfuerzos y tiempo. Aún así, es importante que la agencia de reclutamiento que se elija conozca a fondo no solo las competencias que se requieren del candidato ideal sino también en lo que concierne a los valores como mencionamos en puntos anteriores.

6. Considera el retorno de antiguos empleados

Las puertas de la empresa pueden estar abiertas para todos, incluyendo a antiguos empleados. Si bien hay ciertas excepciones, si el vínculo con un antiguo empleado terminó en buenos términos y su rendimiento siempre fue el esperado, su retorno para cubrir una posición que encaja con su perfil puede ser tenido en cuenta.

Después de todo, este colaborador ya conoce la empresa y, de hecho, ha sumado nuevas experiencias con los siguientes trabajos que tuvo, ha sumado nuevas prácticas y desarrollado nuevas habilidades. Entonces ¿por qué no darle una nueva oportunidad?

ejemplos de estrategias de reclutamiento

Fuente: Pexels

Las estrategias de reclutamiento son un factor imprescindible en las empresas. Para lograr los resultados deseados, es importante que los equipos de selección no se queden con solo una estrategia sino que puedan experimentar y poner en práctica otras para hallar la mejor combinación que sirva a los fines de atraer al mejor talento.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Leave a Reply