Formación in Company: ¡potencia tu empresa desde adentro!

¿Quieres capacitar a tu equipo ahorrando algo de dinero? ¡La formación in Company es una de las modalidades más efectivas para ello! Lo único que tendrás que hacer es contactar a los mejores docentes y separar un espacio en la oficina para llevar a cabo el programa de aprendizaje organizacional. 

Además de que no tendrás que invertir en el alquiler de oficinas externas gracias a la formación in Company, podrás diseñar un programa de capacitación en función a las necesidades de tu empresa. Esto es sumamente importante, ya que así no caerán en generalidades al momento de aprender. 

Resulta evidente que la formación in Company es clave para tener éxito capacitando al talento humano. Sin embargo, ¿en qué consiste esta metodología? ¿Por qué es tan relevante en el contexto actual? Resolvimos estas interrogantes y muchas más en las siguientes líneas. 

¿Qué es la formación in Company

El portal de Recursos Humanos Edenred, en un entrada de su blog, nos comparten la definición de formación in Company

 “Llamamos formación in Company a la enseñanza que ocurre en las empresas, la cual se lleva a cabo trasladando a los docentes al mismo centro de trabajo”. 

Para entender qué es la formación in Company, debemos reconocer que el concepto escapa de lo tradicional para ofrecer un trato más personalizado y efectivo. Cuando los cursos se dictan en una empresa, salta la oportunidad de personalizar el contenido que verá el talento humano. 

El objetivo de esto es atender las necesidades de aprendizaje que tienen de forma específica. El docente o experto está yendo a cumplir un trabajo y, por lo general, estará dispuesto a atender las exigencias de un programa de formación en la empresa

En resumen, ¿qué es la formación in Company? Se trata de una formación especializada que busca potenciar al máximo la enseñanza en las empresas. Un método que ahonda en los objetivos del programa y diseña formas de alcanzarlos mes a mes. 

¿Cómo funciona la formación in Company?

Contar con un programa de formación en tu compañía es muy importante para mejorar el employee value proposition (EVP), un conjunto de beneficios, ofertas y asociaciones que suelen brindar las empresas para atraer —y retener— al talento humano. 

Puntualmente, ¿cómo podemos usar la formación in Company para ello? Todo empieza cuando los líderes entran en contacto con los docentes que dictarán la capacitación. Al pautar una visita en la empresa y no una sesión en el centro de estudio, el programa suele estar sujeto a una mayor personalización. 

Ya sea por petición de los líderes o por decisión de los docentes, la currícula estará orientada en función a quiénes reciben la capacitación, quienes usualmente son personas que pertenecen a la misma empresa o área. 

Esto quiere decir que, conforme van avanzando las clases, la formación in Company se irá fortaleciendo los diferentes perfiles que están presentes. Así, es más sencillo que ninguna de las necesidades de aprendizaje queden sin resolver. 

hombre utilizando red social corporativa

De hecho, de acuerdo al blog de Edenred, el concepto de la formación in Company implica la adaptación del profesorado. ¿Qué quiere decir ello? Las dinámicas dejan de ser repetitivas y generales, pues deben prestar atención directamente al grupo que tienen al frente, así como a los objetivos de la empresa que los contrata. 

Además, nos parece importante tomar en cuenta lo que menciona el blog de ACMS Consultores para entender cómo funciona la formación en las compañías:

  • Los cursos se adaptan 100% al horario que se solicita. 
  • Los alumnos no pierden tiempo en desplazamientos, así que pueden acomodar su rutina para cumplir con el programa de aprendizaje. 
  • Los profesores llegan a la empresa con el material alineado a las necesidades del equipo. 
  • El aprendizaje se desarrolla en un ambiente agradable y cómodo, lo cual estimula la recepción correcta del contenido. 
  • La participación de los profesionales aumenta, ya que los grupos son reducidos y, usualmente, existe confianza entre ellos, sobre todo si trabajan juntos.  

No olvidemos que, muchas veces, en las capacitaciones externas, aumenta la posibilidad de que asistan personas de diferentes áreas, sucursales de la misma empresa o de otras compañías. Esto abre la puerta a una gran variedad de temas, que no son relevantes para todos por igual. La formación in Company es más directa y efectiva. 

¿Cuáles son las ventajas de la formación in Company

Ahora que ya sabes en qué consiste un programa de formación en las empresas, seguro ya tienes una idea más clara sobre las ventajas que presenta para ti. 

Sin embargo, existen otros aspectos que no podemos dejar de destacar cuando se trata de entender a fondo qué es la formación in Company. Revisemos los beneficios más importantes de potenciar el talento de tu equipo con esta metodología: 

Formación personalizada

Como te comentamos antes, la formación personalizada es una de las ventajas más grandes de capacitar a tu equipo en tu empresa

Debido a que el trato con el docente es directo y su grupo de trabajo es reducido o muy específico —por ejemplo si vas a capacitar cada área de forma independiente— la información que reciban estará alineada a lo que necesita cada uno. De esta manera, la formación in Company se vuelve más efectiva que cualquier otra. 

Ahora bien, ¿cómo ocurre ello? Cada docente tiene su forma particular de trabajar, al igual que los objetivos de los líderes también varían. La clave aquí para sacar el máximo provecho de esta metodología es comunicar qué es lo que se espera de la formación en la empresa y qué herramientas se tienen a la mano para lograrlo. 

Muchas veces, el profesor presenta una currícula con contenidos comunes y los líderes van sugiriendo el enfoque para abarcar los temas. Eso sí, ten en cuenta que una vez iniciada la capacitación in Company el docente tendrá más claridad con respecto a la forma en la que debe abordar a los profesionales.  

Aumenta la participación de los estudiantes

Para que un programa de capacitación tenga éxito, ya sea in Company o en un ambiente externo, es imprescindible que los profesionales participen. Cuanto más activo sea el grupo, es más fácil identificar si están entendiendo la información y, sobre todo, si la están integrando a sus conocimientos. 

La ventaja de implementar una capacitación in Company es que los profesionales estarán en un ambiente conocido, junto a sus compañeros de trabajo, así que se sentirán más cómodos interactuando entre sí y con el docente. 

Aquello les permite expresar su opinión, hacer preguntas o iniciar un debate con total libertad. Por lo mismo, las sesiones de formación en una organización serán más constructivas y enriquecedoras para todo el grupo. 

Por otra parte, no olvidemos que, al implementar la formación in Company, los participantes usualmente son compañeros de área o trabajan juntos en algún proyecto, así que el apoyo que pueden darse entre sí es mucho mayor. Las sesiones tendrán mucha retroalimentación y consejos para potenciar el día a día de los profesionales. 

Comodidad

Trasladar a tu equipo a un centro de estudios o a un espacio externo a la compañía demanda tiempo y dinero. Por ende, no es muy recomendable adoptar las metodologías de formación tradicionales. ¿Qué ocurre con la formación in Company? En este caso, nadie debe moverse excepto el docente. 

No hay duda que esto es mucho más práctico que trasladar a los profesionales a sus clases varias veces a la semana. Los programas de formación en las compañías son más amigables para los estudiantes y los líderes, pues solo tienen que organizar su jornada laboral y separar un espacio para asistir a la capacitación. 

Además de ser una dinámica más cómoda, permite que los profesionales puedan manejar su tiempo como mejor les parezca. Moverse de un lado a otro para asistir a clases eventualmente se percibirá como una “pérdida de tiempo”, pues habrá lapsos en que los estudiantes estarán trasladándose de un lugar a otro sin aprender nada. 

En consecuencia, el talento humano podría retrasar el resto de sus tareas, lo cual disminuye su productividad. La formación in Company es un recurso muy útil para mantener todo funcionando en orden sin interferir con las actividades del equipo. 

Rentabilidad

Esta es una de las ventajas más importantes de la formación en las empresas. Cuando las capacitaciones se llevan a cabo en las instalaciones propias de la organización, no hay que incurrir en el alquiler de espacios externos ni en el traslado de los profesionales. 

Lo único que hay que pagar son las sesiones de aprendizaje. El importe varía en función al número de capacitaciones que necesitemos para potenciar el conocimiento del equipo. Por lo tanto, el presupuesto de la empresa será mayor o menor según los objetivos de la misma. 

La formación in Company nos permite ser flexibles al momento de elaborar un presupuesto. Asimismo, es una modalidad muy buena para ahorrar dinero sin tener que sacrificar la calidad de las capacitaciones. 

Por todo lo expuesto líneas arriba, la rentabilidad aumenta en el sentido que podemos obtener un servicio que nos asegura mejores resultados en términos de productividad. Gracias a los programas de formación en las compañías, los profesionales estarán más cómodos, aprenderán los conceptos con facilidad y podrán ponerlos en práctica fácilmente. 

¿Por qué invertir en la formación in Company

Hasta aquí hemos visto que ejecutar un plan de formación en las empresas es muy beneficioso para el equipo y para los líderes. Además de tener un grupo de profesionales altamente preparado para enfrentar cualquier desafío, el equipo notará el interés de la compañía por su desarrollo profesional. 

En ese contexto, la motivación del personal aumenta y la satisfacción con la empresa también. Como resultado, la fuga de talento disminuye; los profesionales estarán cómodos en la empresa y sentirán que pueden crecer a largo plazo en ella. 

En consecuencia, implementar la formación in Company es una manera muy efectiva de potenciar el employee experience, lo cual atrae a nuevos talentos hacia la compañía. Por ejemplo, si tu empresa gana la fama de tener una cultura que apoya la formación continua, es más probable que varios profesionales quieran postular para ser parte de ella. 

Invertir en la formación in Company es una forma de generar valor para tu equipo actual y para las personas que llegarán en el futuro. Recordemos que los profesionales quieren incorporarse a una compañía que les ofrezca oportunidades de desarrollo y que les permita poner a prueba sus habilidades para poder potenciarlas. 

Si puedes ofrecer esta modalidad de aprendizaje a tu equipo, te recomendamos que la aproveches al máximo. Empieza ubicando a los mejores docentes o expertos para realizar las capacitaciones, motiva a tu equipo a ser parte de ellas y ofréceles las herramientas para organizarse. Así, lograrás que puedan familiarizarse con la formación in Company.  

Bien, has llegado al final del artículo de hoy. Ahora ya sabes en qué consiste la formación in Company y por qué es tan importante para las empresas en la actualidad. 

La formación in Company es una metodología que ha ganado más relevancia con el pasar de los años a causa de la gran rentabilidad que ofrece a las organizaciones y a las mejoras que propone en términos de productividad, colaboración y personalización de contenido. 

Por nuestra parte, consideramos que hacer un programa de formación en tu empresa es una buena forma de cambiar el rumbo que lleva hasta el momento. No olvidemos que, bajo esta modalidad de aprendizaje, podrás crear un ambiente que promueva el trabajo en equipo y la colaboración entre compañeros de trabajo. 

Gracias a ello, es más probable que tengas a cargo un grupo de profesionales seguro de sí mismo, que reconozca cuál es su potencial y sea capaz de aprovecharlo para alcanzar buenos resultados. La pieza principal de cualquier empresa son los colaboradores, así que es fundamental velar por su desarrollo y bienestar desde todos los caminos. 

¡Nos vemos en el próximo artículo!

(Visited 10 times, 1 visits today)

Leave a Reply