¿Qué son los fraudes empresariales y cómo prevenirlos correctamente?

Hay varios tipos de fraudes empresariales que pueden darse, tanto por causas de empleados particulares que buscan un beneficio propio, como por diseños fraudulentos de la macroestructura de la empresa. Es por esto que, para prevenir este tipo de sucesos que pueden minar la confianza empresarial y que perjudican al mercado, les recomendamos que tengan en cuenta estos factores que influyen en la conformación de los medios preventivos de fraudes y del incentivo a la confianza entre los productores. 

Por su parte, también es importante comprender correctamente en qué consisten los fraudes, ya que muchas veces se cometen errores por ignorancia. Estos errores pueden, y deben, ser corregidos o, en el peor de los casos, les costarán grandes sumas de dinero e incluso presentan riesgo de tener que atravesar una causa penal con riesgo de prisión. 

Sabiendo esto, si quieren conocer más al respecto de cómo detectar fraudes empresariales, cómo solucionarlos y de qué manera prevenirlos, a continuación, les vamos a brindar más detalles que les resultarán útiles. También, les brindaremos algunos consejos para que su empresa sea más eficiente en lo que respecta a la prevención de fraudes. 

Fraudes internos

Estos casos de fraude en las empresas, se dan por parte de los empleados que quieren obtener un beneficio económico individual mucho mayor. Algunas de las formas de identificar este tipo de aprovechamiento por parte de los trabajadores son las siguientes: 

  • Cobro de montos que no están justificados. 
  • Desbalance en los números que se obtienen regularmente. 
  • Presencia de gastos que no están registrados o que no tienen una justificación regular. 
  • Cambios repentinos en las nóminas de los clientes. 
  • Sobreprecios presentes en algunos montos. 
  • Diferencia o faltante en los montos al realizar la caja en el cierre de las ventas (se recomienda realizar la caja a diario y controlar los números de forma periódica). 
  • Cambios de horarios de algunos empleados de forma repentina (ha ocurrido que algunos empleados comienzan a quedarse hasta tarde, cuando ya no hay nadie en la empresa, para recopilar información de valor que podrían vender).
  • Falta de recursos que estaban previstos para ser suficientes (esto puede ser también un error de cálculo, pero, si se repite con mucha frecuencia, es probable que alguien esté redistribuyéndolos de forma fraudulenta). 

Por lo tanto, cuando noten alguno de estos factores en su empresa, podrán sospechar que están teniendo un fraude interno y comenzar a activar los mecanismos para evitar este tipo de inconvenientes. Así, podrán mejorar los sistemas de gestión de recursos, ya que resulta fundamental tener un control bien preciso de estos aspectos. 

¿Qué hacer cuando surge un fraude interno?

En estas ocasiones, cuando sospechan que puede haber un fraude interno, resulta indispensable tener la certeza de que se trata realmente de un caso de fraude. Esto es clave, ya que, un falso positivo o el perseguimiento de sus empleados sin ningún tipo de justificación, también tiene un efecto adverso que termina derrumbando su confianza mutua y que baja la eficiencia productiva a mediano y largo plazo. 

Para comprobar que están realmente realizando un fraude, deben verificar a fondo las finanzas de su empresa y analizar los balances a fin de comprobar que no es un error en los cálculos de los gastos. Si las irregularidades continúan sin aclararse, deben verificar primero con bajo perfil quiénes fueron las personas que intercedieron en esas operaciones y consultarles individualmente qué fue lo que hicieron. 

En este interrogatorio, no deben tener una actitud persecutoria, sino aclaratoria, a fin de llegar a la verdad. En caso de que sus empleados hayan cometido errores, deberían brindarles capacitaciones o corregir esas modalidades de operación con tiempo, para que no se sigan repitiendo. 

Pero, dado el caso de que haya sido un fraude real, deben proceder con firmeza y desvincular a esa persona de la empresa de manera inmediata, incluso si los montos que ha manipulado no son significativos. Esto demostrará que ustedes no permiten ninguna de estas actitudes y que no dejan pasar las incongruencias, de manera que desmotivará fraudes futuros e incentivará la honestidad. 

Fraudes a gran escala

Este tipo de fraudes se da cuando el sistema de gestión de la empresa es fraudulento y puede conllevar cambios en la forma en la que se perciben las ganancias, entre otras cosas. Algunas de las formas más comunes de hacer fraude son las siguientes: 

  • Fraude hacia los clientes ofreciendo productos que no cumplen con lo que prometen. 
  • Fraude hacia los proveedores pagando menos o manipulando los costos de los productos. 
  • Fraude impositivo, uno de los tipos más graves, ya que se considera delito federal y podría llevarlos a la cárcel. 
  • Publicidad fraudulenta que engaña a los consumidores para comprar sus productos. 
  • Estafas piramidales o esquemas ponzi. 

Estos tipos de fraude son fácilmente identificables, debido a que las personas que ejecutan estos modelos de negocios saben que están llevando a cabo una acción ilegítima. Por lo tanto, si sospechan que su empresa está incumpliendo las normas o que está desarrollando algún tipo de actividad que no va de acuerdo con el pacto comercial, deberían denunciarlo. 

Formas de evitar los fraudes a gran escala

La parte que debe estar más atenta ante un fraude a gran escala, son los consumidores. Son ellos quienes presentan las peores condiciones y podrían perder más en este proceso. Por lo tanto, resulta fundamental que conozcan las formas de operaciones y que sepan detectar las señales que les indican que pueden estar siendo víctimas de algún fraude. Les recomendamos que puedan comenzar a aprender de qué forma mejorar su respuesta para evitar estos inconvenientes. 

En conclusión, hay muchos mecanismos que pueden resultar fraudulentos si no se detectan previamente. En caso de estar frente a alguno de estos ellos, les recomendamos que no sean flexibles y que vayan a una solución concreta y definitiva, que puede ser recurrir a la ley o aplicar algún tipo de sanción. 

(Visited 2 times, 1 visits today)

Leave a Reply